Los templos parroquiales permanecerán cerrados durante la crisis sanitaria del coronavirus

El Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante Monseñor Jesús Murgui Soriano, ha ordenado hoy el cierre de los templos parroquiales de toda la Diócesis. De igual forma queda suprimida la celebración pública de la Santa Misa con asistencia de fieles mientras dure la grave crisis sanitaria actual provocada por el Covid 19. En cuanto a los bautizos y bodas programadas podrán realizarse siguiendo las medidas dictadas por el Gobierno en relación con la situación actual. Por lo que respecta a las exequias fúnebres se celebrarán de forma simplificada, es decir un responso, dejando para cuando sea posible la celebración de la Misa por el difunto