El Hospital Universitario del Vinalopó se ha convertido en el primero de la Comunitat Valenciana en disponer de un TAC que permite hacer exploraciones de cuerpo entero en poco más de un segundo o explorar el corazón en un solo latido.

*El Hospital Universitario del Vinalopó se ha convertido en el primero de la Comunitat Valenciana en disponer de un TAC que permite hacer exploraciones de cuerpo entero en poco más de un segundo o explorar el corazón en un solo latido. El centro ha invertido más de 1.200.000 euros en un dispositivo que además posibilita una mayor concreción diagnostica y que los especialistas del área de Radiología puedan distinguir tejidos que con otros TACs no es posible.

Tal y como adelantaba en exclusiva días atrás Telecrevillent en una entrevista con el director del Hospital Universitario del Vinalopó, Rafael Carrasco, el centro hospitalario ha adquirido un TAC de última generación que posibilita obtener imágenes y estudios con menor dosis de radiación para el paciente.

Además, ofrece a los especialistas médicos la posibilidad de distinguir tejidos que con otros TACs no es posible; permite hacer exploraciones de cuerpo entero en poco más de un segundo a un paciente politraumatizado; y explorar el corazón en un solo latido.

El centro hospitalario, gestionado por el grupo Ribera Salud, ha invertido en el dispositivo 1.200.000 euros. Se ha convertido en el primer hospital de la Comunitat Valenciana en ofrecer esa tecnología.

Otras de las ventajas que ofrece el nuevo TAC es que evita resonancias magnéticas y permite una mayor confortabilidad de los pacientes ya que el estudio es mucho más rápido, precisa de una menor dosis de radiación y aporta mayor exactitud diagnóstica, como así lo ha reseñado Rafael Carrasco, director del Hospital Universitario del Vinalopó.)

Asimismo, el dispositivo permite realizar estudios que hasta ahora eran difíciles o imposibles de hacer en otros centros de la provincia, como por ejemplo estudios cardíacos en pacientes con ritmo cardíaco alto.

Con el nuevo equipo se dispone de la posibilidad de distinguir tejidos que con otros TACs no es posible, como es el caso de conocer exactamente la composición de los cálculos renales o hacer estudios de perfusión de órganos. “Hoy”, ha convenido en destacar la responsable del Servicio de Radiología Ángeles Franco, “es un día muy importante para el hospital por lo que supone esta adquisición tecnológica para los pacientes”.

El área de Radiología del Hospital Universitario del Vinalopó dispone de 1.000 metros cuadrados y cuenta con tecnología de última generación, como el TAC recientemente adquirido y que ha sido instalado en una sala decorada con imágenes del palmeral de Elche, con el objetivo de crear el ambiente más relajado posible.