La Guardia Civil recupera 18 móviles sustraidos por descuido de sus propietarios

El hurto al descuido de un teléfono móvil en un comercio de Crevillent ha llevado a la Guardia Civil a interceptar un grupo al que se atribuye una veintena de delitos de esas características en municipios de cinco provincias españolas. Alicante, Valencia, Murcia, Segovia y Burgos. Hay dos detenidos y una tercera persona investigada. Los arrestados fueron localizados en la localidad en un vehículo de alta gama, mientras que la otra persona identificada es el propietario de ese coche. Los tres son de nacionalidad rumana.

Los agentes de la Guardia Civil han logrado recuperar 18 teléfonos móviles de última generación, valorados en más de 9.000 euros y que han podido ser devueltos a sus propietarios.

La investigación arrancó a mediados del pasado mes a raíz de la denuncia de la dependienta de un comercio de la localidad a la que los arrestados sustrajeron su teléfono móvil al descuido.

Según ha informado la Guardia Civil, los arrestados accedían a los establecimientos comerciales “pidiendo limosna o algún tipo de ayuda, distrayendo al trabajador del local o a cualquier persona que se encontrase en el interior del mismo, sustrayendo los terminales móviles al descuido”.

Con este mismo modus operandi han actuado en comercios de las provincias de Alicante, Valencia, Murcia, Segovia y Burgos. En la comarca del Baix Vinalopó, la Guardia Civil ha constatado que cometieron hurtos idénticos en establecimientos de Elche y Santa Pola, mientras que en la Vega Baja los hicieron el Albatera y Orihuela.

Los dos detenidos fueron interceptados cuando viajaban por una calle de Crevillent en un vehículo de alta gama, en cuyo interior los agentes encontraron un compartimento camuflado que era usado para esconder los teléfonos móviles robados. También se ha tomado declaración al propietario de ese coche, que ha sido incorporado a las diligencias en calidad de  investigado.

Los tres son de nacionalidad rumana y tras ser puestos a disposición judicial han quedado en libertad con cargos a la espera de la celebración de juicio.