Compromis denuncia mal estado de las instalaciones de Bienestar Social

 

*Compromís ha denunciado la deficiencia de las instalaciones de Servicios Sociales. El concejal de esta formación, Eloy Candela advierte de la presencia de amianto y la falta de personal, afirmando que esta “es la herencia para el futuro del Gobierno Municipal”.

El Grupo Municipal de Compromís se ha percatado de las quejas que trabajadores y usuarios de Servicios sociales les han transmitido. La formación que lidera José Manuel Penalva califica las instalaciones como deficientes y explican el estado en el que se encuentran: un centro antiguo, angosto, con apenas espacio para que los usuarios y los trabajadores del centro puedan hacer talleres para fomentar su autonomía y para crear un espacio de integración, cooperación y de autorrealización.

Eloy Candela, concejal del Grupo Municipal de Compromís explica que en estas dependencias los trabajadores deben entregar mascarillas para que la gente pueda entrar, debido al olor a humedad y fosas sépticas en los días de viento o fuerte calor”.

Compromís afirma que en estas dependencias la salida de emergencias está situada en una ventana, haciendo casi imposible un desalojo de urgencias para personas mayores o impedidas, donde las puertas no abren hacia fuera como la normativa dicta sino hacia dentro, unas deficiencias tan notables que destacan la inseguridad de las instalaciones.

Candela reitera que en este centro hay una carencia de trabajadores, donde no se cubren las bajas cuando uno cae enfermo, y no existe actualmente bolsa de empleo para cubrir cualquier imprrevisto que pueda hacer falta, además de una necesidad imperante de más técnicos administrativos debidos a la saturación de trabajo que existe.

El concejal manifiesta que los servicios sociales del municipio están separados en dos secciones, una en la calle Rivera y la otra en el Centro de Mayores del Parc Nou, hecho que no agiliza la comunicación entre áreas.

 Desde el Grupo Municipal de Compromís, Eloy Candela declara que quiere unos Servicios Sociales dignos de una población del siglo 21, donde se dé cabida a todas las personas con necesidades diversas que lo necesiten, que no sea solo un espacio donde solicitar prestaciones, sino un espacio para estar en contacto entre todos y formar una realidad social mejor y que es la que merecen los ciudadanos de Crevillent.