EL CONCEJAL DE EDUCACION, FRANCISCO SOLER, HA CALIFICADO DE REPETITIVO EL DISCURSO DEL PARTIDO SOCIALISTA, QUE HA VUELTO A REIVINDICAR MEJORAS EDUCATIVAS PARA CREVILLENT.

El concejal de Educación, Francisco Soler, ha calificado de repetitivo el discurso del Partido Socialista, que ha vuelto a reivindicar mejoras educativas para Crevillent. Soler ha defendido los proyectos de los comedores escolares de los colegios Miguel Hernández y Primo de Ribera, actualmente en marcha. Sobre una mayor dotación de profesorado para el colegio San Luis Gonzaga del Realengo ha indicado “que únicamente dependerá del numero de alumnos”

El Concejal de Educación ha manifestado que los socialistas, con sus intervenciones repetitivas en los medios, pretenden desviar la atención de los crevillentinos sobre los verdaderos problemas que les afecta, como el paro, la reducción de sueldos, la congelación de pensiones o la retirada del cheque-bebé.

Sobre la construcción de los comedores escolares ha recordado que hace unas semanas, el concejal de educación y el alcalde, anunciaron  la aprobación del proyecto de ejecución del colegio Miguel Hernández por un importe de 674.000 euros. A continuación, vendría el visado del proyecto, la autorización de las obras por la Conselleria de Hacienda, la licitación, la publicación en el DOGV, la adjudicación del proyecto y finalmente el acta de replanteo de la obra; una vez llegado a este punto, el plazo de ejecución sería de ocho meses.

En cuanto al colegio Primo de Rivera, Soler ha informado que los arquitectos de la Conselleria le dieron viabilidad al proyecto de construcción, y, así, se lo hicieron saber a la Conselleria de Educación, para que, desde allí, se contratase al equipo redactor para materializar el proyecto.

Con respecto al futuro del colegio San Luis Gonzaga del Realengo, Soler ha  indicado que dependerá de la cantidad de alumnos. Actualmente, el colegio tiene dos unidades, una que agrupa infantil y 1º de primaria y otra de 2º a 6º de primaria, con dos profesores que el próximo curso, la Conselleria de Educación incrementaría a 3 si se alcanzan los 27 alumnos.

Además, cuenta con un especialista en Educación Física, uno de Inglés, uno de Música, uno de Pedagogía Terapéutica, uno de Religión, uno de Compensatoria y otro de Audición y Lenguaje.