Crevillent asiste al Museo del Agua

*Crevillent está participando en la III Conferencia Internacional de la Red Mundial de Museos de Agua y el I Seminario Internacional del Tribunal de les Aigües de la Vega de Valencia, que se celebra estos días en la capital del Turia. Esta reunión científica está organizada por la Water Museums Global Network, el Tribunal de les Aigües de la Vega de València y la Universitat de València, bajo el soporte de la UNESCO. *

Las primeras sesiones de esta reunión científica son talleres y seminarios que van a tratar aspectos puntuales relacionadas con la biodiversidad, ecosistemas y el mantenimiento biológico y cultural de este patrimonio, del que tanto tienen que decir las tierras valencianas.

Crevillent ha recibido la invitación formal para asistir a esta conferencia internacional en Valencia. Se trata de una oportunidad para presentar el patrimonio hidráulico de Crevillent, que tiene un valor extraordinario, como así ha reconocido la comunidad científica. Es el Arqueólogo Municipal, Julio Trelis, quien asiste a estas jornadas en Valencia.

En este sentido, recordar los qanats que se han conservado en la sierra de Crevillent, cuyo máximo exponente son los de la Font Antiga, son la herencia del pueblo crevillentino que ha tenido que desarrollarse en un medio sub-árido a base de una agricultura pobre que necesitó abastecerse del agua necesaria para sus cultivos. La “sed de agua” le llevó a horadar la sierra, y cuando encontró el filón, construyeron una compleja red de canales aéreos o subterráneos, que distribuían este líquido hasta la ciudad y los campos de cultivo.

La concejal de Cultura en funciones, Loreto Mallol, ha indicado que esta herencia colectiva se va a poner en valor, musealizando las obras de ingeniería hidráulica de la Rambla, de acuerdo con un Plan Director que en breve va a ser redactado, gracias a un convenio con la Diputación de Alicante. Dicho proyecto, según la edil, permitirá poner este tesoro al abasto de la sociedad crevillentina, pensando siempre en que sea valorado en su justa medida y podamos legarlo al menos en las mismas condiciones que nos lo dejaron nuestros antepasados.

Para finalizar, Loreto Mallol ha recordado el auge que ha adquirido el turismo cultural y de naturaleza, con lo que el goce y disfrute de este bien patrimonial será, al propio tiempo, un revulsivo para la actividad económica de Crevillent y proyectará la imagen de nuestra ciudad.