La Concejalía de Obras, ha demolido las naves del antiguo matadero municipal que estaba en ruinas, para evitar riesgos de derrumbes u ocupaciones ilegales.

La Concejalía de Obras, ha demolido las naves del antiguo matadero municipal que estaba en ruinas, para evitar riesgos de derrumbes u ocupaciones ilegales. Por otra parte, han concluido el pavimentado parcial de la zona nueva del cementerio, ejecutado con cargo ala Tesorería Local.

Las naves del antiguo matadero ubicadas enla Carreterade Catral, que se encontraban en estado de abandono y ruina, han sido demolidas. El Concejal de Obras, Rafael Candela manifestaba tras el derribo, que con esta actuación, “se evitan posibles riesgos de caídas u ocupaciones ilegales”.

 

 

 

La demolición ha tenido un coste de seis mil euros y ha sido ejecutada por la empresa “Excavaciones Crevillente”.

 

Otra obra que ha concluido ha sido la del pavimentado parcial de la parte nueva del cementerio municipal, de2400 m2de superficie, a la que se le ha dotado de una capa de hormigón de quince centímetros de espesor. 

 

El proyecto presupuestado en 42.000 €, ha sido ejecutado por la empresa crevillentina Corporación Siesan SLL