Las empresas “Azabe-Anaí” dedicadas a la confección de lencería y trajes de baño, has sido objeto de un nuevo robo.

Las empresas “Azabe-Anaí” dedicadas a la confección de lencería y trajes de baño, has sido objeto de un nuevo robo. Este ha sido el segundo robo en apenas año y media que han sufrido estas fábricas por parte de grupos organizados.  Los ladrones no pudieron culminar su acción al dispararse la alarma de una de las naves.

Un nuevo intento de robo -el segundo en apenas año y medio-, han sufrido las empresas Azabe.-Anaí, dedicadas a la confección de lencería y trajes de baño.  Según representantes de ambas empresas, los ladrones accedieron al interior de Anai por una de las ventanas de los aseos. Una vez dentro,  desmontaron las puertas de uno de los armarios para deslizarse por el suelo con el propósito de evitar los sensores y llegar hasta la cajetilla de la alarma que destrozaron con objetos contundentes.

Posteriormente rompieron varias paredes incluida la que da acceso a Azabe. Al interior de esta fábrica también entraron  esparciendo por el suelo las prendas que se encontraban en las estanterías, Sin embargo no pudieron culminar su acción porque los sensores de estas naves hicieron sonar la alarma, lo que provocó que se dieran a la fuga. En una primera valoración tan sólo se ha echado en falta una impresora, un monitor y una máquina de escribir.

Por el modus operandi empleado,la Policia Judicialsospecha de que se trata de un grupo organizado, que podría haber perpetrado robos simliares en otras empresas de la localidad y municipios cercanos.