El PP defiende su gestión en ayudas a la vivienda para las familias afectadas por desahucios

*El Partido Popular se ha defendido de las críticas de la concejala de Vivienda, afirmado que en 2013 “sus Gobierno puso en marcha en 2013 un programa novedoso de ayuda a las familias afectadas por un desahucio”. Al respecto la edil popular ha indicado que “que nunca han dejado sin ayudar a las familias necesitadas”.*

Laura Gomis, ha calificado de “malintencionadas”, las críticas de la concejala de Vivienda, Gema Candelaria Asensio, porque la realidad demuestra que “el PP, si que se implicó en las ayudas a aquellas familias necesitadas que podían sufrir el desahucio de sus casas”. De hecho, se mantuvieron contactos con entidades bancarias y juzgados para evitar los desalojos. Al respecto Laura Gomis, afirma que “fueron pioneros en la aplicación de un programa que contemplaba desde ayudas a recibos impagados de hipotecas hasta el abono de las plusvalías que tenían que aportar las familias desahuciadas”. El PP indica Gomis, incorporó a los presupuestos una partida de 40.000 € para financiar las actuaciones realizadas.

Además, en 2013 se impulsaron dos convenios, uno con el Ministerio de Fomento y la Federación Española de Municipios y Provincias, junto a la Asociación Bancaria y otras  entidades financieras,  para  poner en marcha un fondo social de viviendas que fue suscrito en Madrid. Con ello se lograba alquilar estas casas a precios reducidos a las familias que estaban en un proceso de ejecución hipotecaria de la casa que habían adquirido. El segundo convenio se firmó con la Generalitat Valenciana que era la titular del fondo inmobiliario del Instituto Valenciano de la Vivienda, para que las casas de titularidad autonómica entraran en un programa de familias en situaciones extremas en ejecución inmobiliaria.

Además de estos programas desde Bienestar Social  se ha estado ayudando a las familias a través de la partida de emergencia social incrementada en  2013 en 90.000 € .

Por último ha indicado que en 2017 a propuesta del PSOE se puso en marcha durante varios meses, una Oficina de la Vivienda, que realizó  funciones de mediación ante bancos, cajas e inmobiliarias para la consecución de un alquiler en condiciones económicas más ventajosas para las familias con problemas económicos. Funciones que posteriormente fueron realizadas por una trabajadora social contratada a media jornada.