EL PRIMER TENIENTE DE ALCALDE, MANUEL MOYA, HA PEDIDO AL PORTAVOZ DE COMPROMIS, JOSE MANUEL PENALVA, QUE RETIRE LA MOCION EN LA QUE SOLICITA ACOMETER LA SENALIZACION DE LOS CAMINOS RURALES

El primer teniente de alcalde, Manuel Moya, ha pedido al portavoz de Compromís, José Manuel Penalva, que retire la moción en la que solicita acometer la señalización de los caminos rurales. Moya ha indicado que las actuaciones obligatorias de los Ayuntamientos tienen como destino los núcleos urbanos y que todavía hay pendientes acciones importantes que han impedido abordar este otro asunto

Moya, ha explicado al portavoz de Compromís que las actuaciones obligatorias de los Ayuntamientos tienen como destino los núcleos urbanos y del resto se ocupan  siempre y cuando estén satisfechas las acciones prioritarias. No obstante, ha apuntado que el Ayuntamiento de Crevillent contempla en sus presupuestos subvenciones del 30% del importe para asfaltar o arreglar caminos rurales.

En este sentido, ha explicado que “todavía hay actuaciones importantes en el casco urbano que han impedido en todo este tiempo abordar este otro asunto”. Considera que este momento de crisis no es el adecuado para  iniciar una acción de estas características y por ello, apela al buen juicio del portavoz de Compromís para que retire la Moción, teniendo presente que una cosa es pedir siempre más y mejores servicios y otra bien distinta es priorizar todas las necesidades de un municipio en base a los medios de que dispones.

El primer teniente de alcalde ha recordado que “a finales de 2005, el Grupo de la Entesa-EU presentó una propuesta sobre la necesidad de señalizar los distintos caminos rurales de Crevillent, iniciativa que el Gobierno Municipal consideró interesante”.

La pretensión del Gobierno Municipal, que ya estaba haciendo gestiones en este sentido, era que se instalaran no sólo los nombres de los caminos, sino también los números de vivienda en la señalización de los ramales. La actuación, ha señalado Moya, se completaría con la instalación de algún plano general de la partida en lugares estratégicos, que indicara los caminos y los números de las viviendas.

El objetivo es que “todo visitante que quisiera llegar a una vivienda determinada, tuviera la información a la mano y de paso, facilitaría la labor de los empleados de correos”.